Escrito por María García

ENHORABUENA SELECCIÓN ESPAÑOLA FEMENINA DE BALONCESTO

Todo un lujo ver ayer a la selección femenina de Baloncesto ganar la medalla de oro del Eurobasket jugado en Bélgica contra la selección francesa. Un espectáculo de profesionalidad, talento, control en la precisión, creatividad en el dominio, defensa a prueba de bomba, y sentido de la oportunidad.

Verlas jugar se resume en “cuando lo que se hace, se hace tan bien que parece muy fácil, por difícil que sea la gesta”. Y a pesar de que el triunfo es fruto del esfuerzo colectivo de todo el equipo incluida Alba Torrens (MVP del campeonato), hay una heroína que ya está en la Historia de este deporte: Laia Palau. Desmintiendo literalmente la frase que pronunció hace una semana en la entrevista que concedió a El Mundo “es que nadie se va a acordar de mí dentro de 15 años”, Laia es la piedra angular y fuerza reguladora sobre la que descansa el equipo que ha ayudado a crecer a la selección año tras año desde su incorporación en el 2002.

Y eso mismo que se menciona hoy en El Mundo resumiendo la hazaña de la medalla de oro europea “La lograda en la República Checa forma el repóker que se inició en 2013, tras el varapalo de no acudir a los Juegos de Londres” es lo que Laia tiene en sus manos o coordenadas natales. Un repóker en precisión, es algo que no se ve fácilmente ni en deportistas ni en personas de cualquier ámbito profesional. La precisión no solo se pone de manifiesto encestando sino que es necesaria en todos los movimientos y acciones en la cancha, particularmente en la figura del Base, que es quien organiza y orquesta la dirección y el tempo a lo largo del partido. En el haber personal de Laia hay varios récords, incluido las 10 medallas y las 259 veces que ha sido internacional con el equipo, más que cualquier otro jugador, incluido masculino que ha dado este deporte.

En relación a las características básicas que definen la esencia de las 12 deportistas que conforman el equipo sobresale el movimiento instantáneo con un 67% de ellas aunque con una composición basada sobre todo en el Elemento Tierra que descansa en la disciplina, el esfuerzo, la eficiencia y el trabajo riguroso. Por último también es destacable “El Talento” como la geometría principal que domina al conjunto con un 58% de presencia. Si bien se habla en los entornos de RRHH con mucha asiduidad del talento, no todo el mundo tenemos el “Talento” destacado en nuestra geometría. Hay muchas personas que sobresalen en áreas relacionadas al Rendimiento, Dominio, Aprendizaje, Visión y Dirección, entre otras características demarcadas en el geometría.

Los logros conseguidos por este equipo son de una importancia trascendental y han fijado las bases en la categoría femenina que explican las claves para los futuros éxitos en este deporte.

ENHORABUENA A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA FEMENINA DE BALONCESTO