Escrito por María García

Sería un placer ofrecer un estudio pormenorizado de todos los puntos fuertes que terminan por definir la esencia y personalidad de Ana Patricia Botín, Presidenta del Banco Santander. Tal propósito se escapa del objetivo de este artículo, que no es otro que evaluar la famosa frase que apareció originalmente en el año 2004 en la entrevista que concedió a la revista Time: «A mí nadie me ha regalado nada». Es decir, a través de esa afirmación, respaldada además por su círculo cercano, podemos destacar algunos rasgos concretos que aparecen en su fotograma (geometría y coordenadas natales) y describen, entre otras cosas, el movimiento que la caracteriza y el factor de suerte resolutivo.

 

LA GEOMETRÍA

La disposición de los cuerpos celestes (del sistema solar) en su nacimiento atiende a 3 figuras principales denominadas Visión, Contenedor y Tracción.

La Visión dentro del contexto empresarial se suele definir como «la habilidad que poseen ciertas personas de percibir el futuro de su empresa a largo plazo, proyectándose en el tiempo, para imaginar nuevos contextos donde deberá funcionar, con nuevas necesidades y recursos, previendo lo necesario para adecuarse a ello». Efectivamente, en su caso el «ojo» o punta de la figura de la Visión recae en el arquetipo más inconsciente, emocional e instintivo desde donde ejerce los valores del liderazgo, poder personal, intensidad, confianza, iniciativa y lealtad. Proyecta esta visión particularmente en los entornos donde hay enormes labores de transformación y metamorfosis, cohesionando los intereses de grandes colectivos y ejerciendo tales funciones con cuidado, intuición, empatia y un tipo de pensamiento lateral y plástico (o amoldable), más que impositivo.

Por otro lado, en términos informáticos se define al «Contenedor» como un tipo de formato de archivo que almacena información, sincroniza y corrige datos siguiendo un formato técnicamente predefinido. Es por tanto una figura que habilita a su portador al acceso de todo tipo de información, previamente almacenada (en la memoria) y disponible a demanda (con la ventaja competitiva que ello supone) para exteriorizar los datos necesarios y precisos en la inmediatez del presente. En su potencial manifiesta sincrónicamente esa capacidad de retención y exposición en momentos cruciales de evidencia fundamental. Si además, coincide con el ejercicio de la disciplina y sus instintos, relacionados a la defensa de ideas y objetivos, se completa el propósito de la figura. En su caso en concreto. Es por tanto estos dos puntos, ejercicio de disciplina y la defensa de objetivos, lo que activa el potencial que la figura encierra: la acumulación de miríadas de información puntual para su exposición específica y precisa en el aquí y ahora.

Aunque quizás sea la figura denominada «Tracción» la que termina por matizar unas habilidades únicas y exclusivas. La materialización exitosa de la figura no solo respalda su frase «A mí nadie me ha regalado nada», sino que en mi opinión representa la culminación por el nivel de integración de potencial que la persona muestra al mundo, de un modo que muy pocas personas son capaces de llevar a término. Por la tensión interna que encierra. La Tracción, con diferencia, es la figura más difícil de elevar a la superficie con éxito. Para hacernos una idea de la dificultad que encierra esta composición lineal, sólo hay que ver lo poco que aparece en el mundo del deporte de élite.

No es que sea astronómicamente complicado tener 4 cuerpos celestes a 90º de equidistancia. Desde luego que ocurre con cierta asiduidad. La dificultad consiste en girar tanta tensión interna que encierra, hacia fines verdaderamente prósperos y productivos. La hazaña consiste, pues, no solo en sobreponerse al elevado nivel de condiciones complejas y extenuantes, sino en salir victoriosa rentabilizando posiciones.

En relación al mundo del deporte, se observa la figura de la Tracción particularmente en futbolistas de élite procedentes de Africa o Asia. Es decir, sometidos a condiciones mucho más extremas y menos óptimas que los futbolistas latinoamericanos y europeos. Ejemplos de futbolistas con esta geometría incluyen a Heung Min Son del Tottenham, Paul Pogba (Manchester United) y Mohamed Elneny (Arsenal). En otros ámbitos, Woody Allen (director de cine) y Desmond Tutú (líder religioso sudafricano y Premio Nobel de la Paz) también cuentan con la misma figura.

Sobreponerse y «rentabilizar» la tensión interna característica de esta estructura es de por si un enorme reto para cualquier profesional. Personas como la Sra. Botín nos enseñan como manifestar el potencial en el mundo corporativo y financiero, tras esta figura que advierte de escenarios que pueden ser muy complejos y adversos.

Saliendo fortalecida en el proceso.

Ana-Patricia-Botin

EL MOVIMIENTO

Ana Patricia Botín es una persona que pertenece al tipo de movimiento ejecutor. Se caracteriza por ser espontánea y decidir la viabilidad de recursos, estrategias, ideas e incluso personas que aparecen en el momento y lugar adecuado. Es un movimiento independiente y auto-suficiente; no depende de nadie más allá de la propia persona. El éxito en la vida laboral y personal varía únicamente en función del grado de alineación de la persona con su propia esencia.

Cuanto más se conoce y sabe lo que quiere y necesita (alineación interior), mayor sus opciones de estar en el lugar y momento adecuado. Así en relación a: responder instantáneamente a las demandas de personas, viabilidad táctica en los procesos de negociación, priorización de actividad, funciones y estrategias, o incluso la elección idónea ante una multitud de recursos disponibles. Es decir, el movimiento ejecutivo.

En el mundo del deporte vemos este movimiento en futbolistas como Cristiano Ronaldo, Benzema, Pique, Ibrahimovic o David Silva. En nadadores como Mireia Belmonte o Ian Thorpe. En tenistas está presente en Arthur Ashe, Martina Navratilova o Jimmy Connors. Y en pilotos de Fórmula 1, en Raikkonen y Lewis Hamilton.

Es un movimiento espontáneo e instintivo que propicia la correcta toma de decisiones en la inmediatez del momento siempre y cuando la persona esté fuertemente vinculada y alineada en su espacio interno.

 

FACTOR DE SUERTE RESOLUTIVO

Y a lo mejor es este último apartado el que pudiera ocasionar mayor discordia a la hora de opinar sobre la corrección de su aseveración. Por tratarse de una cuestión filosófica.

Definitivamente, la Sra. Botín cuenta con ese factor de suerte, esa chispa resolutiva adicional presente * y necesaria, sino siempre, en ciertos momentos cruciales de la vida.

Ni podemos, ni pretendemos, ni queremos abarcar o totalizar el factor llamado suerte. No obstante, hemos de acordar que ese factor se da en la vida cotidiana, en mayor o menor medida. El mapa cósmico de cada cual no sirve si descarta, pasa por alto o margina a ese factor que incluye en algún punto. A la totalidad. De donde emana todo, inimaginable o no.

Ante el análisis de su perfil, puede afirmarse que en el caso de Ana Patricia Botín sí hay disponibilidad de cuerpos en cuanto a la tendencia hacia lo fortuito.

Ahora bien, distinto es decidir si su lugar y día de nacimiento es una cuestión fortuita o no. En cualquier caso y en referencia a este punto, propietaria esencial de todo lo que es.

Ya que, no solo ella, en exclusividad, ha nacido bajo este hecho fortuito. También lo han hecho en referencia a la sociedad como contexto, una y varias quintas, afines a ella. Por tanto, son muchas las personas que portan este potencial concreto y pocas las que han logrado mostrar su potencial al mundo.

Aunque hay mucho más detalle en el fotograma que nos hace captar los matices de su esencia: educada, discreta y enigmática, rigurosamente disciplinada, valiente, innovadora, negociadora y magnífica estratega.

NOTA: * Contáctanos si deseas datos más específicos

María García

María García


Fundadora y directora de The RxFactor

factormarisa5
About factormarisa5
Fundadora y directora de The RxFactor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
“HAY QUE ATREVERSE” DICE ANA PATRICIA BOTÍN