Escrito por María García

Cuando una imagen vale más que mil palabras…

En este artículo quisiera mostrar algunos aspectos referentes a la construcción de los perfiles astro-técnicos y afectivos que llevamos a cabo en The RxFactor, los cuales son especialmente útiles en el ámbito del deporte. Para ello voy a centrarme en el ejemplo de Ruth Beitia, una deportista de primera línea internacional que sin duda representa la heroicidad en el deporte: su personalidad y sensibilidad han conmovido al mundo entero por su gran capacidad para sobreponerse a las inclemencias, retos y dificultades. Así, sus coordenadas espaciales perfectamente describen la potencia y emoción que se transpira en sus intervenciones deportivas, entrevistas y apariciones públicas. La disciplina, el esfuerzo y el rigor continúo es lo que termina por ungir sus logros, pero sobre todo los valores que la guían. Esto último es, precisamente, lo que le permite hallar la oportunidad de manifestar su brillantez ante el mundo. Como dice Eliphas Lévi: «No hay héroe en la soledad, los actos sublimes están determinados siempre por el entusiasmo de muchos».

Podemos pensar en las coordenadas natales como en nuestra dirección espacial, esa que nos acompañará y guiará a lo largo de la historia, aquella que cada persona va dejando escrita. Y Ruth, además, es un ejemplo admirable de la manifestación de sus propias coordenadas. Voy a destacar varios aspectos tangibles en la dirección natal que sustentan, explican y resumen la magnitud de esta deportista: la heroína lateral, la evanescencia en su materia prima y la emocionalidad en los últimos grados.

 

LA HEROÍNA LATERAL

Ruth es una Aries, primera esencia del Elemento Fuego y de la rueda zodiacal, la que batalla hasta conseguir sus metas. Las tendencias naturales de las Aries incluyen la explosión y la voluntad, la ambición, la aspiración y valentía, la iniciación y el espíritu pionero. Todas estas características normalmente se expresan a través del entusiasmo, el impulso de ser la primera, de la decisión y la impulsividad. Al ser Aries la primera esencia del Fuego, el principal mecanismo de su motivación la lleva a «buscar el fuerte deseo de presionar hacia afuera, de llevarse por delante todos los obstáculos a través de la expresión del impulso direccional y controlado»

En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 se convirtió en la primera mujer española en conseguir una medalla de oro en atletismo. Aries es el arquetipo del héroe o heroína en solitario. El Diario Marca relataba que «la española abrió la competición, en 1,88, la altura que pasaron todas. Su rutina enamora. Comienza a visualizar el salto, mueve los dedos de la mano derecha a toda velocidad, mientras se mentaliza que superará la altura»

 

 

En cuanto a su ambiente emocional, o donde busca y sustrae su «nube psíquica», hemos de poner la atención en Géminis, la primera esencia del Elemento Aire, para comprender el tipo de fachada que envuelve su casa emocional. El Aire es el más veloz, dinámico y versátil de los Elementos. Nos crea el espacio donde respirar, ensanchar nuestros pulmones y nos expande hacia la libertad que el alma añora. «El desafío más grande para cada individuo marcado por el Aire, es encontrar la base y entender la importancia de su cuerpo. Tienen una tendencia fuerte de permanecer en esferas más altas, donde todo es más ligero y parece posible»

 

EL MOVIMIENTO LATERAL DE RUTH BEITIA

Ruth es una atleta que ha nacido con 5 planetas en retrógrado o Rx. En su caso, la dirección de las órbitas apunta a un movimiento que ya se sale de lo común, pues tan sólo el 4.2% de la población mundial ha nacido con tal cantidad de planetas en retroceso. Solo hay 8 posibilidades, tantas como planetas, ya que por definición el Sol y la Luna no retrogradan. De entre los diez arquetipos o cuerpos celestes del sistema solar, podríamos decir que son Marte y Mercurio los que más dictaminan el movimiento por su naturaleza mítica en perpetua y continua moción: «no poder estarse quietos», podría decirse. En el caso de Ruth Beitia, ambos se encuentran estrechamente unidos, lo que se llama en Astrología Clásica, «la conjunción», compartiendo el espacio vital y la necesidad del «accionar a través del movimiento». Movimiento además en retroceso, pues Mercurio es uno de esos 5 planetas que se hayan en moción inversa en su momento de nacer. «Venga, vamos. El listón es mi amigo. Vamos, Ruth, tú puedes. Aguanta un poco el hombro, tira de la (pierna) libre. Siempre refuerzos positivos para saltar», relata en el libro A por Más.

JJOO525  RIO DE JANEIRO  BRASIL   20 08 2016 - La atleta espanola Ruth Beitia celebra con la bandera de su pais la medalla de oro obtenida tras lograr 1 97 en su salto de altura en la final de la prueba en los Juegos Olimpicos Rio 2016 hoy  sabado 20 de agosto de 2016  en el Estadio Olimpico de Rio de Janeiro  Brasil   EFE LAVANDEIRA JR

El movimiento retrógrado cuenta con una ventaja extraordinaria porque dota a su portador de un acceso privilegiado en el presente, el aquí-y-ahora, a toda la experiencia acontecida en el pasado con el fin de perfeccionar lo que se vive en este instante. «Once zancadas, dos más que el patrón por el que se estaba moviendo, buscando mayor velocidad horizontal. Con la de nueve controlaba más el salto, aunque también recorta velocidad». Diario Marca

Por sus procesos de giro en las órbitas que constan de un primer momento de moción directa, una parada o la dirección conocida como «estacionaria» para después comenzar el retroceso y llegar al punto de partida (todo desde la visión terrenal o geocéntrica), se confiere a esa persona la función de poder restablecer los desajustes y fallos que ocurrieron en el pasado de su experiencia vital y de perfeccionar su acción en el momento presente. El siguiente fragmento entrevista, publicada en periódico ABC, es revelador en muchos sentidos:

¿Cuál fue el motor para su retorno?
-Este sueño olímpico. Tengo un oro. Hay que vivir el momento. Me voy de Río con la sensación de que aún puedo hacer una gran marca.
Ha vuelto renovada.
-Sí, me quité todas las cargas de la mochila -sus viejas angustias-. Ahora sólo disfruto del atletismo. Quiero que todos disfruten conmigo.
Le tocó saltar la primera, más presión.
-Era un arma de doble filo. En el 1,93 hubo criba. Y el 1,97 sólo lo pasamos cuatro. Ser la primera en saltar esa altura ha sido fundamental.
Es la primera campeona olímpica del atletismo español.
-Ufff. Estoy flotando. Feliz. Seguimos haciendo historia. Voy a seguir siendo la misma persona. Ruth. Fiel a sus orígenes.
Su movimiento de dedos antes de cada salto ha sorprendido al estadio.
-No soy consciente de él. Es como soy. En cada uno de mis movimientos soy Ruth. Amo este deporte. Lo reflejo en cada sonrisa, en cada movimiento de dedos.

juegos_olimpicos_149497090_14458254_1706x960

LA EVANESCENCIA EN SU MATERIA PRIMA

En los perfiles que realizamos en The RxFactor, en uno de los apartados se describe la motivación interna que estimula a cada persona. Todos tenemos nuestra propia mezcla y solemos (no siempre) contar en nuestra composición con los 3 tipos de motivaciones: la cardinal (que inicia), la fija (que sostiene lo iniciado) y la mutable. Ruth Beitia destaca especialmente en la motivación mutable, donde se encuentra el 60% de los cuerpos al nacer. Las energías mutables comparten un anhelo de libertad de movimiento, y se refieren a personas muy poco rígidas que necesitan márgenes de exploración para llevar a cabo todo tipo de procesos que requieren de flexibilidad.En general, les une su facilidad para adaptarse al cambio. Les satisface la renovación en los procesos vitales y rejuvenecen al transformarse.

Además Ruth Beitia cuenta con 4 arquetipos, incluidos 3 de los llamados planetas «personales», Venus, Marte y Mercurio en la esencia de Piscis, el evanescente, el más etéreo de todos los signos, al ser el último que completa la vuelta en el viaje del héroe, nuestro paso por la vida terrenal. Es muy significativo en el caso de esta gran deportista,  es decir, que la seducción para conseguir metas (Venus), el instinto de acción y defensa (Marte) y los procesos comunicativos (Mercurio) estén situados en el elevado, incorpóreo y volátil Piscis. «Puede derrumbarse el mundo a su alrededor y ella continuaría absorta en la varilla situada a dos metros del suelo»

Asi como, decía antes, ningún héroe abraza la gloria en soledad, es la carga colectiva la que recoge el 40% de su masa arquetípica. Lo que ocurre con la carga en los signos colectivos es que hay una necesidad de masa, de la potencia planetaria como elemento vital e imprescindible para poder ser, para poder realizar la función que ha venido a desempeñar. Es la fuerza motriz necesaria para que el triunfo llegue a término. A pesar de ser un deporte individual (Sol en Aries), su gran carga colectiva la propicia al éxito, donde los espectadores cumplen una función tan importante aún solo por ser testigo, estar ahí y propugnarse cómplices de su felicidad y epopeya.

 

 

«El destino guardaba a Ruth Beitia, la saltadora de sonrisa perenne, un episodio maravilloso final. Cuatro años después de haber encajado la mayor decepción de su carrera que le hizo decir: “Yo lo dejo” -le duró apenas dos meses-, cuando en Londres se quedó a las puertas del bronce, medalla que la ciencia y los reanálisis le devolverán pronto, la saltadora cántabra, 37 años, tocó el cielo en la agradable noche de luna llena en Rïo»

 

LA EMOCIONALIDAD DE LOS ÚLTIMOS GRADOS

Dejo para el final lo que quizá llama más la atención de Ruth, tanto físicamente como a través del estudio de su geometría: la emocionalidad que manifiesta con el Gran Trígono en el Elemento Agua. El Gran Trígono (G.T. en adelante) es una figura, clasificada en la Astrología, como grande y potente por atravesar la carta y bordear de un solo trazo el centro de la misma. Al G. T. se le conoce como el gran benefactor, y dota a aquellos que lo poseen con la facilidad en el fluir por el carácter vibratorio armónico. En su caso en el Agua, en el elemento de las emociones. Los grandes trígonos se llaman así por tener por lo menos 3 cuerpos celestes a 120º de equidistancia entre sí y debido a la distribución rotatoria de las 12 esencias, los G.T. necesariamente reposan en uno de los 4 elementos. Además, los G.T. favorecen el éxito y la realización de los sueños.

En el caso de Ruth Beitia, Marte y Mercurio en Piscis, Júpiter en Cáncer, y Urano en Escorpio, forman la trinidad del Agua. Aunque se lo relaciona con las capacidades psíquicas, intuitivas y sensitivas, tras el Agua también están los valores de la protección, el cuidado, la lateralidad, y la purificación. Todos ellos ahora llevados al trabajo diario y al área en el deporte del salto de altura.

Por último anotar que todos los planetas que forman el G.T. mencionados arriba están en el último decanato, en concreto Marte, Mercurio y Júpiter en los ya últimos grados de este elemento que viene a consagrar el éxito y la obtención de los sueños en la última parte de su carrera deportiva.

La emocionalidad de Ruth es tan latente que a mí misma preparando la entrada y rememorando la espectacularidad de sus logros me ha emocionado al punto de hacerme brotar lágrimas por no poder evitar estremecerme sintiendo las hazañas de esta heroína repleta de sensibilidad.

«El anhelo de todo deportista, un titular que le proclame campeón olímpico, ya no es el sueño loco de Ruth Beitia, que al final de una carrera inacabable lo ha alcanzado. En una noche nublada en Río, 25 grados, gotas de agua de vez en cuando, ambiente de entendidos en las gradas, la mejor atleta española de la historia consiguió la 14ª medalla en una gran competición internacional, el oro más valioso, el trofeo que le faltaba en la colección». El Pais

 

Fuentes utilizados para la elaboración del Artículo:

Diario el País, Ruth Beitia, Oro en Salto de Altura
Diario el Marca, ¡Beitia de mi vida!
Entrevista del ABC, LLevo 26 años Caminando para Esto
Periódico 20 Minutos, Ruth Beitia, la Mejor Atleta Española de la Historia
Astrology Zodiac Sign: The Air Element
Living Spirit Community: The Aries Arquetype

María García

María García


Fundadora y directora de The RxFactor

factormarisa5
About factormarisa5
Fundadora y directora de The RxFactor

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
RUTH BEITIA, LA REINA DE LAS ALTURAS